logo cocinas

diseno banner

experiencia banner

calidad banner

Diferentes necesidades para el diseño de una cocina

Solteros, parejas o matrimonios con hijos son los tres tipos que acaban definiendo las cocinas, siempre en función del espacio.

Los solteros buscan la comodidad del espacio pequeño para cocinar. Demandan muebles funcionales con la capacidad justa para sus necesidades, además de electrodomésticos más pequeños. El 70% de las cocinas para solteros se reparte en las que tienen forma de L y las que ocupan una pared entera.

Las parejas suben un punto más de exigencia. Ya no sólo cocina una persona y demandan más módulos de almacenaje al tener que guardar más vajilla y cubertería, entre otros objetos. Los electrodomésticos ya son de tamaño estándar, con permiso del lavavajillas que puede seguir siendo de 45 cm, y la distribución es en un 80% en forma de L.

Pero cuando llegan los hijos, todo cambia. El espacio de la cocina suele ser mayor y se busca una mayor capacidad de almacenamiento. La funcionalidad de los muebles es vital, así como aprovechar cada rincón. Por tanto, se estudia la situación de los electrodomésticos y la optimización del espacio con el fin de poder tener todo bien guardado. Las cocinas en forma de U y las que forman en paralelo son las distribuciones que eligen el 65% de las familias españolas, y un 20% eligen cocinas con islas.

Cocinas por tipos de personalidad
Pero además existen una serie de elecciones que definen la personalidad de quienes escogen los diseños de su cocina, como detalla Cocinas.com después de haber analizado las características de miles de cocinas de diferentes clientes. A continuación se detallan algunos ejemplos.

La cocina de los Ordenados es una cocina estudiada al detalle con múltiples complementos y cajones de ordenación tanto para la cubertería como para otros instrumentos que se utilizan en este espacio: cajones extraíbles, bien compartimentados y muebles de rincón. Para ellos, el diseño de los muebles queda relegado a un segundo plano si todo guarda cierto orden.

Para los Vanguardistas el diseño es un aspecto principal incluso por encima de la funcionalidad en ocasiones: muchos armarios extraíbles, colores planos y en general una cocina que respire modernidad tanto en la estética como en los acabados.

En la cocina de los Verdes, el mueble ecológico tiene una presencia obligada y resulta imprescindible la separación de residuos integrada en el mobiliario destinado a tal efecto. No se emplea nada de PVC, sino materiales reciclados y colores que recuerdan a los de los espacios naturales.

Finalmente, en la cocina de los Soñadores se mezclan la funcionalidad de los muebles con el colorido y el diseño. El el elemento decorativo es esencial en su espacio, lo que queda patente con la adición de vinilos en las paredes e incluso serigrafías en las puertas.